El equipo del fútbol cartaginés, el Club Sport Cartaginés, es el más antiguo de los clubes de fútbol de Costa Rica. Fundado en 1906, por iniciativa de un grupo de jóvenes, rápidamente se convirtió en una de las principales organizaciones sociales de la ciudad de Cartago.

Fue el 6 de julio del citado año cuando se eligió la primera junta directiva, encabezada por don Willie Pirie, y se formó el equipo, integrado por jugadores costarricenses e ingleses, o hijos de inmigrantes de esa nacionalidad.

Como en esos tiempos no había muchos equipos contra los cuales jugar, los partidos se efectuaban en forma repetida contra los mismos rivales de Cartago, los cuadros denominados Combate y Monte Líbano, así como algunos de otras ciudades del país. Los colores originales del uniforme eran el rojo y el negro.

La celebración del primer partido fue un acontecimiento social que estableció la tradición de ir a ver el fútbol los domingos. En esa ocasión se contó incluso con la presencia de la filarmónica municipal.

En 1910 muchos de los integrantes del cuadro dejaron la ciudad como consecuencia del terremoto que azotó a Cartago. Esto generó un vacío de cuatro años de inactividad, hasta que en 1914 el equipo se reorganizó y volvió a la actividad bajo el nombre del “Americano”.

Ya para 1921, año en que se inició el campeonato federado a nivel nacional, el equipo había retomado el nombre original y con él representó a la provincia en la competencia que nacía. Este mismo año se cambiaron los colores del Club por el azul y el blanco, en un uniforme de rayas verticales.

En el tercer campeonato, jugado en 1923, el Club Sport Cartaginés llegó a la final enfrentando al equipo de La Libertad. El juego se realizó el 3 de diciembre de ese año en la Plaza Iglesias y fue ganado por los cartagineses con un marcador de dos goles por uno, con lo que se consiguió el primer campeonato nacional.

Luego de esto, varios jugadores se marcharon a jugar con equipos extranjeros y de la capital. Ello originó que ya en 1925 el equipo no participara más en la competencia federada, lo que se mantuvo por un lapso de 10 años.

A pesar de ello, el entusiasmo por el fútbol se mantuvo y gran cantidad de jugadores de la provincia siguieron participando con otros equipos del país.

Para 1934 la práctica del fútbol había aumentado en Cartago, por lo que se organizó un torneo con equipos de la región, clasificados en tres divisiones. El éxito fue tal que un grupo de dirigentes se dio a la tarea de reorganizar el Club Sport Cartaginés, seleccionando jugadores de los conjuntos que participaron en el campeonato regional.

Con estos se formaron dos equipos que se inscribieron en la segunda y tercera división nacionales para el torneo de 1935, con tan buen suceso que ambos ganaron el título.

El equipo de segunda división campeonizó en forma invicta y con ello ganó el derecho de regresar a la primera categoría, lo que hizo en 1936. El grupo se reforzó con algunos de los integrantes de la tercera división y con otros cartagineses que jugaban para equipos de otras provincias.

Este grupo logró la hazaña, no igualada en el fútbol nacional, de ganar los campeonatos de las tres principales divisiones en tan solo dos años.

Para alcanzar el máximo honor, en 1936, le correspondió al Cartaginés enfrentar de nuevo en la final a La Libertad, al que derrotó por un gol a cero en el Estadio Nacional.

Los años siguientes fueron de muchos cambios en el equipo, con una importante renovación de jugadores, incluyendo entre los nuevos a un joven que maravillaba al público con su habilidad: José Rafael “Fello” Meza Ivancovich. Este jugador se convirtió con los años en el “Maestro” del fútbol nacional y es considerado el mejor jugador nacional de todas las épocas.

Para el año 1940, solo se mantenían tres jugadores de los que participaron en la obtención del título de 1936, quienes junto a los nuevos valores llegaron a disputar el título nacional, esta vez frente al Club Sport Herediano. La final se realizó el 12 de enero de 1941 en el Estadio Nacional y el equipo de Heredia llegó favorito en las apuestas en una relación de ocho a uno.

Este favoritismo se reflejó en el marcador del primer tiempo, que concluyó con ventaja de los heredianos de tres por uno; sin embargo, en el segundo tiempo los cartagineses se repusieron y anotaron tres tantos, para ganar cuatro goles por tres, obteniendo con ello el tercer campeonato del Club.

Los trofeos del Club Sport Cartaginés, obtenidos a lo largo de sus años de existencia pueden ser observados y apreciados por quien así lo desee en la sala que para tal efecto se ha dispuesto en el Estadio Fello Meza.