La historia de la mascota del Deportivo Saprissa, el Monstruo Morado, se remonta al año de 1987.

Fue en esa época, cuando el periódico Diario Extra de Costa Rica, mencionó por primera vez la palabra “monstruo” relacionándolo con el Deportivo Saprissa, con ocasión de un clásico entre el Deportivo Saprissa y Liga Deportiva Alajuelense.

El estadio Ricardo Saprissa Aymá estaba abarrotado de aficionados y este medio de comunicación anunció que por los movimientos de la gente en las graderías, “este estadio parecía un monstruo de color morado”, refiriéndose a los aficionados saprissistas.

Fue así como al día siguiente se publicó por primera vez la palabra “Monstruo” identificándolo con la afición del Deportivo Saprissa.

Con el tiempo se integró una comisión de asociados la cual acordó que deberían de crear una mascota oficial para el Club, que tendría que ser la mejor y la más significativa, fue así como se engendró el Monstruo Morado.

Se empezaron entonces a desgranar algunos nombres hasta que se llegó a la conclusión de personificar la mascota del monstruo, basados en la historia de la fábula del Dragón Elliot.

A este dragón se le hicieron cambios hasta conformar la exclusiva y única figura del monstruo del Saprissa, que lejos de crear miedo entre los niños, es muy amistoso, talentoso, bailarín y enamorado de la niñez, por lo anterior se ordenó la creación del Monstruo el cual fue diseñado y ensamblado en Costa Rica.

Cuando se personificó el monstruo ya no era solo una palabra, era una realidad que se presentó a los ojos de los aficionados por primera vez, como la mascota “El Monstruo Morado” el cual ha tenido una aceptación grandiosa.

El Monstruo es una mascota que representa el verdadero sentir del aficionado que manifiesta su orgullo de ser saprissista de corazón, y deportivamente hablando identifica al Club como el monstruo del fútbol, por su grandeza, fuerza, coraje y entrega en el deporte.

El Monstruo Morado se ha presentado en instituciones benéficas colaborando con su presencia a la alegría de niños y adultos y contribuyendo en las campañas de bien social, como las Teletones, Hospital Nacional de Niños, Centros de Atención a los privados de libertad entre otros.

Fuente: Deportivo Saprissa.